El alimento es tu salud o el origen de tu enfermedad

Valora esta entrada

«El alimento es tu salud o el origen de tu enfermedad». Ésta es una de las principales premisas que se abordarán en las I Jornadas nacionales de salud e intolerancias alimentarias, que tendrán lugar en Villaviciosa el viernes y el sábado. Dar a conocer al público en general el estrecho vínculo que existe entre la ingesta de algunas comidas y cómo repercuten en el organismo es una iniciativa novedosa que promueve, con motivo de su trigésimo aniversario, la clínica maliayesa Ballina, que lleva años trabajando en este campo, y lo hace en colaboración con la Asociación de Comerciantes y Servicios de Villaviciosa (Acosevi) y el apoyo del Ayuntamiento.

Amelia de la Ballina, también directora médica de Provboca Asturias y Cantabria, destaca que estas jornadas tendrán «un programa científico con alto nivel nacional», y en ellas se incidirá en la estrecha relación entre alimentación y salud. Sostiene que «una boca es el reflejo de lo comemos» y explica que «un niño respira o no en función de la alimentación». De la Ballina también agrega que «el mayor alérgeno» es la propia comida y muchas veces el daño que causa a la propia salud no se detecta con una analítica. Afirma que cuando un niño alérgico sigue una dieta en la que deja de consumir esos productos que le resultan tóxicos deja de tener otras patologías, como sinusitis, asma o catarros.

Amelia de la Ballina destaca que los alimentos que más intolerancias suelen ocasionar son el trigo, la leche, el azúcar, los frutos secos o el huevo. Además, es tajante: «Comemos fatal» y ya lo hacemos mal desde que empezamos el día. Esta especialista recomienda desayunar fruta y variar cada día, para cargarnos de energía al comenzar la jornadas y no aburrirnos con la misma rutina. Incluso, añade que «la obesidad la creamos nosotros comiendo cosas que no cocinamos». Por esta razón, para la directora médica de Provboca Asturias y Cantabria la clave radica en «volver a cocinar como antes los postres y la comida», pues es la mejor forma de controlar qué productos consumimos.

Aunque Amelia de la Ballina asegura que hay «una evidencia clínica», reconoce que «científicamente no se puede demostrar» que exista una correlación, por ejemplo, entre la ingesta de leche y la inflamación de la mucosa de las vías respiratorias altas. Pero la muestra la tiene en su casa, ya que su hijo, con intolerancia a la leche, en cuanto dejó de beberla superó sus problemas asmáticos.

Además de las conferencias del viernes y el sábado, también habrá jornadas gastronómicas saludables, mercado ecológico y salud natural, talleres de cocina y talleres infantiles de pintura y relatos.

 

Fuente: elcomercio.es

¿Has probado algo mejor? Cuéntanoslo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>